Van Gogh (1853-1890)

 
 
 
Van Ghogh
 
 

Van Gogh

  • Critica y rechaza a una sociedad que lo rechaza a él.
  • Con él el arte representación del impresionismo se convierte en expresión.
  • Emplea el color de forma arbitraria.
  • Abre camino al expresionismo y al fauvismo.
 

Formado en la pintura tradicional holandesa e influenciado por el realismo. Admira al pintor Millet. Una reproducción de El Ángelus le acompañaba siempre.
Su compromiso social le llevó a hacerse teólogo y estudió para ello en la Universidad de Leiden. Para demostrar su profunda creencia en la religión cristiana pidió ser misionero siguiendo la profesión de su padre. Trabajó como misionero en la región minera de Borinage, en Bélgica, pero pronto abandona esta actividad y comienza a pintar .
En su primera etapa como pintor la paleta de Vincent era de tonos tierra sombra, particularmente marrón obscuro, no mostrando interés en utilizar colores vivos que distinguirían su futura obra.

En 1886 se mudó a París, para vivir junto a su hermano menor Theo Van Gogh, quien sería el soporte más fuerte de su vida y de sus aspiraciones artísticas.

 
"...He querido dedicarme conscientemente a expresar la idea de que esa gente que, bajo la lámpara, come sus patatas con las manos que meten en el plato, ha trabajado también la tierra, y que mi cuadro exalta, pues, el trabajo manual y el alimento que ellos mismos se han ganado tan honestamente..."
 

Su obra sólo puede ser entendida desde la soledad, la ausencia de amor...
Es un hombre inadaptado.
En París entra en contacto con los impresionistas y su paleta se aclara: los colores se vuelven violentos y vivos. La pincelada es gruesa y violenta.
No se adapta a la vida de París y se marcha a vivir a Arles (La Provenza).
Quiere fundar allí una colonia de pintores. Le acompaña Gauguin.
Viven en la casa amarilla.

 
 

Habitación de Arlés

Van Gogh quiere inspirar tranquilidad y sosiego en este lienzo en el que solamente se observa su austero dormitorio. La espera ante la llegada de Gauguin supone para Vincent un incentivo a la hora de crear imágenes hasta ahora impensables para el mundo artístico académico.  

La pequeña estancia está vista en perspectiva, marcando las líneas del suelo y de las paredes para crear el volumen de la habitación. Sin embargo, abandona las sombras y la textura tradicional, creando superficies planas de clara inspiración oriental. Mezcla de esta manera la tradición europea en la perspectiva con las simplificaciones japonesas, uniendo así sus dos fuentes de inspiración.
Utiliza gruesas líneas oscuras para delimitar los objetos, siguiendo el "cloisonnisme", método inspirado en las vidrieras. A través de estos contornos consigue crear un mayor efecto volumétrico en los elementos presentes en la escena.
Los colores empleados son los más apreciados por Vincent; el amarillo y el azul aparecen en la mayor parte de su producción, convirtiéndose en sus tonalidades emblemáticas. Añade a estos colores pequeñas pinceladas de verde y rojo para jugar con los contrastes.

 
La pincelada suelta a la que recurre el artista se aprecia claramente en algunas partes del lienzo, especialmente en la zona de la izquierda. Pero esa pincelada suelta no implica que olvide el detallismo de los objetos - las telas o el bodegón sobre la mesa - heredero de la tradicional pintura flamenca y holandesa del Barroco que tanto atrajo en su juventud a Vincent.
 
Para decorar las paredes pensó que podría realizar bodegones con girasoles provenzales.
Éste es uno de los que realizó: Jarrón con girasoles.
Vincent emplea una gruesa línea para marcar la silueta del jarrón y la supuesta mesa que delimita el espacio en el que se sitúa el bodegón. Pero lo más destacable son las flores, obtenidas con una amplia gama de amarillos y verdes, en una increíble sensación de alegría y vida, tal y como se encuentra el ánimo del artista en estos momentos. La pincelada empleada es rápida y vibrante, creando el estilo peculiar de un genio universal del color como es Van Gogh.
(Una de las obras que formaba parte de esta decoración fue vendida en 1987 por 5.000 millones de pesetas a una aseguradora japonesa).
 
 
La noche del 23 de diciembre de 1888 Gauguin y Van Gogh tuvieron una fuerte discusión. Su tensa relación, iniciada en octubre, alcanzó el culmen cuando Vincent amenazó a Paul con un cuchillo. Gauguin decidió abandonar la Casa amarilla y alojarse en un hotel con intención de regresar a París. Vincent, convencido de su culpabilidad y para solucionar el conflicto, decidió arrancarse el lóbulo de la oreja y enviárselo a su amigo en señal de arrepentimiento.  
 
   
Silla de Van Gogh
Silla de Gaugin
 

El alcalde de Arles recibe una carta firmada por 80 vecinos que solicitan la reclusión de Van Gogh, al que consideran un peligro público. La policía precinta su casa y le interna en el hospital contra su voluntad. Al salir del hospital (San Remy), en mayo de 1890, marcha a París para visitar a su hermano Theo y conocer a su cuñada y su sobrino. Vincent no desea "la vida ficticia de artista en París", y se traslada a Auvers sur Oise, donde vive su médico, el Dr. Paul Ferdinad Gachet, con la esperanza de poder pintar y ser atendido, en caso de ser necesario.

 

 
Dr. Gachet
 
1
 
En el punto culminante de su locura, el artista se apoderó de un notable impulso creador que lo llevó a trabajar sin descanso. Sin embargo, el trabajo no lograba controlar su ansiedad, exasperando incluso las tensiones internas.
 
La iglesia de Auvers

La pequeña iglesia gótica de Auvers, pintada en 1890, se llena de tinieblas nocturnas que parecen preludiar el triste futuro de Van Gogh.
 

La noche estrellada

Con esta conocida obra se acerca a una concepción cósmica, es una naturaleza que abruma. Representa la pequeñez del ser humano frente a las fuerzas de la naturaleza. La agitación es de espasmo. Hay una visión doble de sol y luna. El ámbito humano queda aplastado por el movimiento de la bóveda celeste. Los astros están a punto de chocar, nos hallamos ante un eminente fin del mundo, ante el mayor de los cataclismos. Por el significado podría enlazar el Romanticismo, en línea de un Friedrich. También sirve de puente de unión con el Expresionismo posterior que participa de la concepción del universo incidiendo en la pequeñez del hombre. Todos estos efectos se consiguen por medio de una pincelada larga, arremolinada y espasmódica.

 

Campo de trigo con cuervos

En Auvers Van Gogh se sume en un profundo abatimiento que le conducirá a pegarse un tiro junto al corazón con un revólver que le había prestado su posadero para espantar los cuervos que aparecen en uno de sus últimos cuadros. Era el 27 de julio de 1890. Todavía tardará dos días más en morir. Junto a su cabecera, le acompañará su inseparable y abnegado hermano, Theo. Esta obra quizá sea la última y la más dramática de las pintadas por Van Gogh.

 
Subir
 
Volver a: El Postimpresionismo